La Vida Es Cómo Un 69, Recibes Lo Que Das

El karma dijo: cuando fuiste martillo no tuviste clemencia; ahora que eres yunque, ten paciencia. Es un hecho que lo que das en esta vida se te será devuelto y justo a eso es a lo que llamamos karma. La ley de causa y efecto, el implacable castigo autoimpuesto, esos oscuros capítulos de nuestra historia que nosotros mismos escribimos.

Sabes que te ha llegado el momento de pagar la cuenta cuando te encuentras cara a cara con el daño que en el pasado tú mismo infligiste. Ese amigo del que tanto habla tu novia, esa llamada que tu pareja no quiere atender frente a ti, esas miradas furtivas que se escurren cuando creen que nadie más los ve, esa excusa que no es del todo convincente y que conoces a la perfección porque antes eras tú quien escondía una aventura. Quizá vendrá de la mano de esa persona a la que todos llamarán “la horma de tu zapato”, habrá llegado a tu vida para darte una cucharada de tu propio chocolate, sus ojos reflejarán todo lo que tú una vez fuiste y entonces aprenderás que el que la hace riendo la paga llorando.

La duda es si te darás cuenta de que estás viviendo justo lo que mereces y aprenderás que si escupes para arriba, en la cara te puede caer. Así que cuando la vida te golpee con el mismo guante con el que golpeaste a otros, no llores preguntándote: ¿porqué a mi? Mejor hazte un favor, acepta que fue el karma y aprende de los errores.

Nunca olvides que la vida es como el 69, recibes de lo que das, así que lo mejor que puedes hacer es el bien sin mirar a quién y mejor piensa dos veces antes de actuar, porque si haces mal, tarde o temprano el karma te aplastará.

Comentarios

Comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *